Los 5 ‘Magníficos’ de 2017

    Froome Vuelta

David García / @DavigGL97

5. Vincenzo Nibali

El Tiburón de Mesina ha completado un año sobresaliente. Si bien es cierto que no se ha adjudicado ninguna de las dos vueltas de tres semanas que ha disputado, el italiano ha demostrado seguir estando capacitado para lograrlo en próximos intentos. Su tercer puesto en el Giro, unido al subcampeonato de la Vuelta, han hecho que su palmarés refleje un total de 10 podios en el trío de ‘Grandes’, un dato que le convierte en  una leyenda viva del ciclismo.

El saber centrarse en sus objetivos al cien por cien le ha llevado a triunfar en muchas ocasiones a lo largo de su carrera, y así hemos podido comprobarlo en el último Monumento de la temporada, el Giro de Lombardía, donde Nibali ha mostrado una superioridad incontestable tanto a nivel táctico como técnico y físico. Kwiatkowski, Valverde o Matthews eran algunos de los candidatos a ocupar esta honorable quinta plaza, aunque consideramos que la manera de cerrar la temporada de Il Squalo es merecedora de este puesto.

 

4. Peter Sagan

El ciclista que está marcando una época en el ciclismo, el único capaz de salvaguardar el maillot arcoíris durante tres temporadas consecutivas. No obstante, su campaña no empezó del todo bien. Acudió en baja forma al Tour Down Under, donde fue claramente superado por Ewan en todos los esprints; luego, llegó la Het Volk, en la que Van Avermaet le ganó exactamente igual que en 2016. Posteriormente, parecía que Peto empezaba a adquirir una mejor forma y encadenó una buena racha de resultados, ganando la Kuurne-Bruselas-Kuurne y tres etapas en la Tirreno-Adriático (dando una tremenda exhibición en el final de Fermo).

Tras su periplo por el Mediterráneo, volvió la mala racha para el eslovaco: una serie de infortunios y errores tácticos le llevaron a la desesperación en algunas pruebas, en las cuales se llegó a ver superado por su propio ‘personaje’, salpicado por una actitud chulesca y, en ocasiones, irreverente. Era su manera de justificar los malos resultados en el Tour de Flandes y la París-Roubaix. Ese Sagan no nos agradaba. Es por eso que, con la llegada de sus carreras favoritas (Tour de California y Suiza), en las que nunca falla, se resarcía para llegar al Tour de Francia en plena forma. Tres días tardó en ganar. Después, todos sabemos lo que ocurrió.

La única manera de que Sagan entrara en este selecto quinteto era triunfando en su cita predilecta, en su día, en ese fin de semana de septiembre que tanta inquietud despierta en él: el Mundial. Y es que el mayor reclamo de Bora-Hansgrohe siempre aparece, y lo hizo para ganar su tercer oro consecutivo, un hito inédito hasta aquel domingo mágico.

 

3. Tom Dumoulin

El primer integrante de este podio, un cajón que este año ha estado muy caro (y eso que Alejandro Valverde no ha llegado a disputar ni media temporada). Es el primer holandés en ganar el Giro de Italia, el hombre que ha sido capaz de romper la sequía neerlandesa en las grandes vueltas,  después de que su compatriota Steven Kruijswijk se quedase con la miel en los labios el curso pasado. Lo hizo 37 años después del último triunfo orange en una ‘Grande’, el de Joop Zoetemelk en la ronda gala de 1980. Su subida a Oropa, de menos a más; sus exhibiciones contra el crono o su pit stop para reducir peso en la etapa reina de la ronda transalpina han hecho de él un icono en su país natal.

Se alzó con el Giro centenario merecidamente y, pocos meses después, tras dejar a un lado sus opciones en la Vuelta a España, voló hacia la localidad mundialista de Bergen para fijar su objetivo en el ansiado oro de la contrarreloj individual, un premio que se le había escapado durante varias temporadas merced a la fatiga que arrastraba durante el mes de septiembre. Fiel a las quinielas, el de Sunweb se quedó sin rivales en la lucha contra el crono y se proclamó campeón del mundo con casi un minuto de ventaja sobre Roglic y Froome, los dos corredores que le flanquearon en el podio.

2. Greg Van Avermaet

Ciertamente, la temporada del campeón olímpico ha sido excelente, de Matrícula de Honor. Sólo una chaqueta maldita en Flandes y un australiano enrachado como Michael Matthews le han privado de cerrar un 2017 inmaculado. Omloop Het Nieuwsblad, E3 Harelbeke, Gante-Wevelgem y París-Roubaix. Una campaña de clásicas nunca antes vista (cierto es que las ha habido mejores, pero ninguna como esta), empañada por la mala fortuna que acompañó al belga en algunas pruebas. En el segundo Monumento del año, un error de Sagan le hizo perder cualquier opción de atrapar a un Gilbert que, por otro lado, iba desatado hacia el triunfo.

Después, en el Tour, no pudo repetir la actuación que tuvo en 2016 (donde se adjudicó una de las 21 etapas), aunque estuvo cerca de levantar los brazos en Rodez. No obstante, Michael Matthews impuso su lógica y arrebató el triunfo al de BMC casi sobre la línea de llegada. Aun así, el belga se ha erigido como el clasicómano del momento, con el permiso de Alejandro Valverde. Un ciclista infravalorado en muchas ocasiones, pero que, año tras año, demuestra su valía. Temporadón.

 

1. Chris Froome

Cuarto Tour de Francia en cinco años y primera Vuelta a España. Poco más se puede añadir. Estos son sus dos logros de este año, muchos menos que los que han cosechado algunos de los nombrados en este artículo. Sin embargo, la diferencia reside en la unicidad de estos éxitos: Froome es el primer ciclista capaz de lograr el doblete Tour-Vuelta desde que la ronda española efectuase su traslado en el calendario de primavera a verano, justo después de la Grande Boucle.

El británico ha vestido el maillot de líder en 34 de los 42 días que suman el Tour y la Vuelta, ganando dos etapas en la segunda y únicamente cediendo el jersey amarillo a Fabio Aru durante dos jornadas. Nadie ha podido toser al ciclista de Sky gracias a sus regularidad. Así, sus únicos momentos de crisis se reducen a los metros finales en jornadas puntuales, caídas tontas o cambios de bici en momentos comprometidos. Sin rival, ya que Froome cuenta con el cartucho de la contrarreloj, el británico es también el mejor escalador.

Sólo Alberto Contador en Los Machucos discutió su superioridad, aunque la hegemonía que ejercieron sus propios coéquipiers provocó que todo quedase en una mera anécdota. Poco después, certificaría su campaña mágica en la capital española. Sin duda, el ciclista del año, el vueltómano por antonomasia. Una máquina perfecta.

Por | 2017-10-19T00:34:11+00:00 14/10/17 15:53|Etiquetas: , , , , , |

Deja tu comentario

avatar
350
  Subscribe  
Notificación de