Froome 5.0: Opciones y amenazas para ganar el Tour 2018

    Froome 5.0

    Froome buscará conquistar su quinto Tour y entrar en la historia de la carrera gala

Aleix Serra / @aleixserra92

Chris Froome pretende conseguir este 2018 algo que nadie logra desde que un tal Marco Pantani lo hiciese allá por 1998.  El doblete Giro-Tour es el gran reto para el bitánico en esta temporada. Un reto cargado de alicientes y motivaciones que en caso de fructificar situaría su nombre junto a los de Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Stephen Roche, Miguel Indurain y el anteriormente mencionado Marco Pantani como únicos ciclistas capaces de conseguir la victoria final en ambas ‘Grandes’ durante la misma temporada.

La cosa no será fácil y, tras superar con éxito la primera parte del reto con una aplastante tercera semana de carrera por Italia, Chris Froome y todo el equipo Sky ya ultiman su puesta a punto de cara al Tour de Franciaque empieza este sábado, 7 de Julio. Una ronda gala especial en la que, una vez resuelto su caso favorablemente, podría conseguir su quinta corona e igualar el récord de los Anquetil, Hinault, Merckx o Indurain.

Pero, ¿con qué puntos a favor juega el británico y cuáles deberían ser sus temores? Todo ello lo analizamos a continuación.

Foto: Froome llega al Tour tras ganar el Giro de Italia con maestría © AP

Oportunidades

  • Una semana más entre Giro y Tour: Debido al mundial de futbol, la distancia entre Giro y Tour se amplía en una semana. Siete días más para recuperar y volver a coger el punto de forma.
  • Contrarreloj por equipos: Vuelve al Tour una de las disciplinas más determinantes. La contrarreloj por equipos retorna a la carrera con una etapa de 35 kilómetros que puede marcar diferencias importantes. El equipo Sky es consciente de ello y, junto a BMC, es el gran favorito de cara a la victoria parcial. La suerte para otras escuadras puede ser que la crono no es tan larga como antaño.
  • Gran bloque: Se repite la historia. Sky lleva al Tour un auténtico equipazo. Un ‘8’ de lujo con la presencia de Froome, Thomas, Kwiatkowski, Castroviejo, Poels, Bernal, Rowe y Moscon. Romper la hegemonía del cuadro británico no será fácil.
  • Experiencia: Vestirse cuatro veces de amarillo en París no es algo casual. La experiencia es un grado y ello puede favorecer a Froome. Probablemente, el ciclista nacido en Kenia es el corredor que gestiona mejor los esfuerzos de todo el pelotón.

Foto: Froome abandonó el Tour en 2014 tras caerse en la etapa de pavé 

Amenazas

  • El pavé de la 9ª etapa:  La última vez que el Tour piso terreno adoquinado fue en 2014, curiosamente, la única edición que no ha finalizado Froome. Esperemos que este año no se repita la historia. La etapa de pavé llega tarde, en la novena etapa, donde se prevé que, tras la contrarreloj por equipos y el Muro de Bretaña, ya existan diferencias entre los favoritos. Sus rivales probablemente llegarán al adoquín con tiempo perdido y ello puede favorecer el espectáculo.
  • Frescura de los rivales: La mayoría de los rivales llegan frescos, sin el Giro en las piernas. Froome aterriza en Francia después de vencer en la corsa rosa y hacer un enorme esfuerzo en la última semana. Veremos cómo gestiona esto el británico.
  • Equipos rivales: Todos se han reforzado de cara a la alta montaña. El dominio de Sky en las carreteras empinadas puede verse amenazado por otras escuadras. Uno de sus principales rivales es Movistar y su poderoso trío (Quintana, Landa y Valverde). Los navarros han ganado mucho peso en la montaña, lo cual puede verse contrarrestado con su desempeño en la crono por equipos tras las ausencias de Nelson Oliveira y Jasha Sütterlin por decisión técnica.
  • Contrarreloj por equipos: Lo que a priori es un punto a favor del británico también se puede convertir en un enemigo para él según el punto de vista desde el que se mire. La contrarreloj por equipos llega el tercer día, con lo que Froome deberá estar atento desde la primera semana. La táctica de menos a más que utilizó en el Giro es probable que no sirva en el Tour, donde los instantes iniciales casi siempre marcan la tónica de la carrera.
  • Presión mediática: Una vez resuelto favorablemente su proceso, es probable que el de Sky sea increpado por gran parte de la afición francesa debido a la incertidumbre que embala a caso. La relación entre el ciclista y el pública nunca ha sido demasiado buena, de ahí que exista un temor generalizado a que alguna persona pretenda tomarse la justicia por su cuenta en plena etapa. Por supuesto, un acto bochornoso que denunciamos de antemano. No obstante, Froome podría dar la vuelta a la situación y crecerse ante el empuje mediático y la crispación social. Eso sí, respeto ante todo.
Por | 2018-07-06T13:36:49+00:00 06/07/18 13:36|Etiquetas: , , , |

Deja tu comentario

avatar
350
  Subscribe  
Notificación de