David García / @DavidGL97

Aprender es de sabios. Quizá hayamos variado ligeramente el dicho popular, pero la ocasión lo merece. Enric Mas, uno de los cuatro neoprofesionales españoles (los otos tres son Iván García Cortina, Héctor Carretero y Jon Ander Insausti) que ha dado el salto al circuito World Tour esta temporada, afronta el que, a buen seguro, es el mayor reto de su corta carrera deportiva. Después de debutar en el Tour Down Under y completar unas actuaciones notables en la Vuelta al Algarve y la Volta a Catalunya, el joven ciclista de 22 años valora positivamente su estancia en QuickStep-Floors y sus primeras pedaladas en la élite de este deporte. Así atendió a El Maillot en la ronda catalana:

¿Cómo se define Enric Mas?

“Me considero un corredor que acaba de pasar a profesionales y que está disfrutando al máximo de todas las carreras. Aún me queda mucho por aprender. Espero que la temporada vaya bien y que no sufra ningún tipo de percance”, explicó el de Artà (Mallorca).

Salto al World Tour

“Está siendo una experiencia positiva, pero también muy dura. El salto al World Tour se nota bastante, los rivales van mucho más rápido que en categorías inferiores. Corrí el Tour Down Under y la Vuelta al Algarve a principio de temporada, aunque ahí no había tanta exigencia como ahora. De todos modos, me lo tomo con calma y paciencia. Hay que ir aprendiendo con el paso de los días”, aseguró Mas, quien se encuentra disputando la Vuelta al País Vasco.

Un deseo para 2017

“Si tuviese que elegir una carrera para este año, sería, sin duda, la Vuelta a España. Es una prueba que me hace mucha ilusión. Ojalá pueda formar parte del equipo que lleve QuickStep”, concluyó.

Vídeo: IB3